viernes, 7 de enero de 2011

Reseña: Nombre Clave Cassandra (1-800-Where-R-You #2) de Meg Cabot



Título NO-Oficial: Nombre Clave Cassandra.
Título Original: Code Name Cassandra.
Saga: 0-800-Where-R-You Libro #2.
Autora: Meg Cabot.
Año de Publicación: Agosto del 2001.
Contiuación del libro: Cuando los Relámpagos Golpean.

 photo Miopinionyresumen_zps0061ff04.png
¡La chica rayo ha perdido sus poderes! O por lo menos eso es lo que Jess quisiera que el gobierno y los medios pensaran, ya que no quería que su hermano Douglas tuviera otra recaída metal, eso sin dejar a un lado que Jess quiere tener una vida normal y conducir una Harley a toda velocidad junto con su no-novio Rob, un estudiante de último curso más sexy que hay en su grupo de detención.
Pero sus planes se destrozan cuando Jess se va de consejera a un campamento para niños superdotados en el ámbito de la música, pero no todo le va de color de rosa ya que sus pequeños monstruos asignados la presionan para que admita que aun tiene sus súper poderes.
Jess se las apaña, soportando el asunto, pero cuando el padre de una niña aparece desesperado para que le ayude a encontrar a su pequeña hija perdida, Jess sabe que no puede negarse ya que una cosa es ayudar a niños desaparecidos que no conoces y otra muy diferente cuando sus padres aparecían ante ti prácticamente de rodillas rogando por ayuda.

Pero hay algo de lo que Jess se debe cuidar, Los Federales están tras de ella ya que no están muy convencidos de la perdida de sus poderes y lo que es peor aún debe huir, de un sicópata asesino que la quiere ver... bien muerta.

 photo DESCIFRANDO_zps91f8e65e.png

Esta vez la historia se desarrolla en un campamento de verano para músicos; esto me gusta pues como es de saber en Latinoamérica no estamos muy acostumbrados a este tipo de cosas, ya saben, historias de miedo, nado en un lago y en este caso clases particulares de música.
También me gusta el hecho que la relación de Jess y Rob llega al siguiente nivel.
Además Jess demuestra en esta entrega que puede cuidarse ella sola, a la hora de salvar a una niña de un hogar inestable y al defenderse de un asesino sicópata sin necesidad de recurrir a la Policía.

Pensé que era un mal plan enamorarme tan profundamente de un chico que claramente no quería tener nada que ver conmigo. ¿Por qué no podía ver que estábamos hechos el uno para el otro? Es decir, nos conocimos en el centro de detención, por el amor de dios. ¿Necesito decir algo más?

 photo fragmentos_zps46d4e9c0.png

1
“Mira Jess, se lo que piensas. No te enfurezcas. No te enfurezcas por favor. Yo no estaba enfadada. ¿Cómo podía estarlo? Quiero decir, era Douglas. Sería como estar enfadada con el viento. El viento no puede dejar de soplar. Douglas no puede dejar de ser un total y absoluto idiota a veces. Bueno, no solo Douglas. Una gran cantidad de chicos no pueden, o eso he notado.”

2
“—De verdad. Quiero decir, tu no ¿cuál es la palabra?, No eres condescendiente con los niños como otras personas lo son. Tú los tratas como tratas a los demás. Ya sabes. Como una mierda.”

3
“Y ¡oh, Dios mío, ella se parecía a John Wayne! ¡No estoy bromeando! Parecía un hombre, y ella tenía un novio. No cualquier novio, tampoco, pero uno que corría coches para vivir.
Yo les pregunto, ¿qué hay de malo en esta imagen? No es que las personas poco atractivas no merezcan tener novios, pero hola, varias personas me han dicho —y no sólo mi madre, tampoco— que soy bastante atractiva. Sin embargo, ¿yo tengo un novio? Eso sería un gran N-O. Pero la Sra. John Wayne por aquí, no sólo tiene un novio, sino uno buenísimo, que conducía coches de carrera. Muy bien. Aquí no hay un Dios. Eso es todo lo que tengo que decir al respecto.”

4
“Quiero decir, había hecho el esfuerzo durante todo el verano para que Rob supiera que no estaría en todo el verano. Incluso había ido al garaje de su tío, donde trabajaba, y tuve una larga conversación con sus pies, mientras él estaba debajo de un Volvo ranchera, diciéndole que me iba durante siete semanas y que esta era su última oportunidad de decirme adiós, etc. etc.
¿Pero me había mirado en algún momento? ¿Me había suplicado que no me fuera? ¿Me había dado una clase de anillo o un brazalete para recordarlo? No. Claro que no. Había salido de debajo del Volvo y me había dicho:
— ¿Ah sí? bueno, eso será bueno para ti, alejarte por un tiempo. ¿Dame esa llave diestra de allí, quieres?
Te digo, cero romance.”

5
“Te juro que estaba a un segundo de besarme en ese momento. Yo sé que él dijo que no lo haría. Pero afrontémoslo, él siempre dice eso, pero igual siempre termina haciéndolo. Bueno, casi siempre, de todas formas, yo te juro que esa era la razón por la cual me evitaba la mitad del tiempo… porque él sabía que todo lo que decía que no iba a besarme, no era cierto porque terminaba haciéndolo. ¿Quién sabe por qué? A mí me gustaba pensar que era porque yo soy malditamente irresistible, y porque secretamente él está enamorado de mí, a pesar de lo que diga el test de la revista Cosmo.”

6
“— ¿No he conducido todo el camino hasta aquí para ver tu cabeza cortada por un psicópata, okey? Ahora, tú pondrás este culo, — señaló a la parte en cuestión — en mi moto, o te juro por Dios, que yo lo pondré allí por ti.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Espero que disfruten de mis entradas, las publico con mucho cariño para todos. Y recuerden, este blog se alimenta de comentarios ;D